La operación de vasectomía es una intervención ambulatoria (cuando se termine puedes irte a casa a descansar) que consiste en cortar o bloquear los conductos deferentes que transportan el esperma, para evitar que se produzca la fecundación. Es sencilla y se realiza con anestesia local.

La vasectomía NO afecta al hombre a nivel sexual, es decir, puedes continuar teniendo la misma capacidad de erecciones, el mismo libido y la misma capacidad para alcanzar el orgasmo.

Por qué hacerse una vasectomía

Algunos de los motivos por los que se puede hacer una vasectomía son:

  • Cuando se está seguro de no querer dejar embarazada a una mujer en el futuro. No se recomienda como una forma de control de natalidad a corto plazo.
  • Cuando se tiene una relación y ambos compañeros están de acuerdo en que no quieren tener hijos o que no quieren tener más.
  • El hombre no puede usar otra forma de control de natalidad.
  • Cuando se tiene una relación y un embarazo sería peligroso para la pareja por problemas de salud.
  • Cuando se tienen trastornos genéticos que no se quieren transmitir. Hay técnicas de reproducción asistida que pueden ayudar, etc.

No aconsejamos a nuestros pacientes que se realice la vasectomía en los siguientes casos:

  • Cuando se tiene una relación con alguien que no sabe si quiere o no hijos en el futuro.
  • Cuando se tienen relaciones inestables o estresantes.
  • Por complacer a tu pareja.
  • Si eres joven y tal vez quieras tomar una decisión diferente en el futuro.
  • Si eres soltero y se incluye a divorciados, viudos o separados.
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información | Aceptar